Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Amor y Sexo

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hundo mis pies en una arena gruesa de color blanco mientras escucho las olas del mar. Son las 5 de la mañana. Nadie se asoma a esta cristalina playa que tiene al fondo una montaña plagada de un verde oscuro.

Decido quitarme el vestido de baño para permanecer boca arriba por unos minutos sobre la arena. Abro y cierro mis piernas y brazos hasta formar curvas inconclusas, huellas de mi estadía en uno de mis sitios favoritos: el mar.

Me pongo de pie y me sumerjo en el agua calmada y fría que acompaña esta madrugada de viernes. Mojo mi cabello y cierro mis ojos para sentir el ardor de la sal. Paso mis manos por mi vagina, para interpretar cómo se pone con el contacto con el mar; mi vulva está grande. Toco mis senos y los pezones están firmes. Me muevo rápido para no perder el calor que llevo encima.

Te despiertas. Lo presiento y a los pocos segundos te veo frente a la playa sin tela alguna sobre el cuerpo. Te das cuenta que juego con el agua como una niña mimada y sonríes. Corres hacia el mar. Las olas demoran tus pasos hacia mí hasta que nos encontramos con un beso en el que te robo el labio inferior.

Me miras y coges mi rostro con unas heladas manos que comienzo a poner sobre mi espalda. Tú sigues hacia mis nalgas. Cojo tu pene. Nos besamos. Es un beso largo. Un beso que cobija el amanecer. Entonces me alzas y sacas del mar.

Tu cuerpo está sobre el mío en la arena. Respiras rápido sobre mis ojos. Subes una de mis piernas hacia mi seno, haces lo mismo con la otra. Bajas tu rostro hacia mi vagina y pasas tu boca sobre mis labios inferiores como si desayunaras.

Me contraigo. Sabes que me gustan todos los besos que me das y en todo el cuerpo. Tus dedos entran en mi vagina sin que dejes de alejar tu boca de allí. No sé si nos observan, pienso en ello mientras relato parte de esta historia.

Acerco tu cabeza a mi boca. Siento que me hundo más en la arena. Somos mar, playa, calor y deseo. Soy quien se poza sobre tu cuerpo y agarra tu pene para que entre en mí ¡Sé cuánto te gusta que suceda así! Te gusta que tenga el control y mueva mis caderas, casi sentada en ti para que puedas ver mis senos y mi rostro transformado.

Escucho las olas tan cerca de nuestros cuerpos. Y quisiera que pudiéramos volar y posarnos sobre el mar para hacer un trío.

Ha llegado el momento de despedirnos. El orgasmo está cerca. Sabes que te despeino cuando aparece. Me gustaría que tú también lo sintieras conmigo. Sería el momento perfecto y sucede. Te veo, me miras. Terminamos, descansamos y quedamos con más ganas de piel, el mar no lo ha dicho. Amanece.

 

 

 

(Visited 780 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy Sully Santos. Mujer santandereana, con una alta carga de testosterona, porque no solo los hombres la tienen. Rondaré Aló.com como bloguera para compartir con ustedes desde las supuestas banalidades sexuales que se han creado hasta los más sinceros consejos para tratar de comprender, qué carajos nos pasa a los hombres y mujeres cuando se trata de asuntos del corazón y la piel. En fin, estoy dispuesta a escuchar historias y a compartir unas cuantas de las que se habla en un café o un almuerzo, al mejor estilo de Sex and the City. Dedico gran parte de mi tiempo al periodismo como comunicadora social-periodista. En eso llevo 10 años.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Has soñado con ese hombre especial? ¿Has deseado que te rueguen? ¿por(...)

2

Las mujeres quedan insatisfechas, incompletas y hasta de mal genio si no(...)

3

Tomando como punto de inspiración a Cuba para esta colección llena de(...)

PUBLICIDAD
0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar