Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“¿Por qué en América Latina no ha habido una cascada de denuncias de acoso sexual como las de #MeToo en Estados Unidos y otros países como Francia, Suecia e Israel?” Es la pregunta con la que abre un artículo en The New York Times. ¿La respuesta del medio? porque “ningún político, empresario, cineasta o funcionario cultural latinoamericano ha perdido su cargo por acusaciones de acoso”.

Y, sabiendo esto, ¿esperamos que la periodista Claudia Morales nos dé un nombre? El nombre de un ex jefe, quien la violó. Creo que Morales hizo su tarea y la hizo bien: abrió el debate, aquel que no le había pegado con tanta fuerza a Colombia, mejor dicho, que ni le había pegado a Colombia.

Yo no voy a decirle a Morales cosas como: “estoy contigo, eres una berraca, eres una valiente”, porque a todas luces es innecesario. Sobre su columna, más allá de que diera o no el nombre de “ÉL”, el violador, sí, puedo decir que el mensaje es ambiguo. Es difícil entenderla, dice que respetemos el silencio de las víctimas, pero ella hace la denuncia, a medias, pero la hace, y pone la conversación sobre la mesa.

Para los que no están muy familiarizados con #Metoo o #Yotambién, es una denuncia de mujeres, a personajes, hombres, de cualquier rama, pero poderosos. La invitación es a denunciar. ¿El caso colombiano es especial? Claro que sí. Atando cabos y si nos ponemos de creativos y abrimos el peor escenario, mejor dicho, si decimos que el violador de la periodista es un político con mucho poder, no sé, a la loca se me ocurre decir que un expresidente; o, no sé, un director de algún medio. ¿Qué va a poder hacer esta mujer contra él?

Bueno a mí me perdonarán, pero yo creo que hacer una denuncia en un país donde las denuncias no sirven para nada, es de entrada desalentador. Además, si sabemos que, a pesar de tener el nombre del sujeto, por todo el poder que dice la periodista que “Él” ostenta, lo máximo que va a pasar es un trending topic en twitter y ya. Pues apague y vámonos.

También es importante recordar que probablemente no existen las pruebas necesarias en este punto de esa historia para hacer la denuncia, el silencio sí jugó, todos estos años, en contra. Sumado a las amenazas que el malandrín puede llegar a hacer contra ella e incluso contra su familia, que van desde el ámbito laboral, hasta la vida misma. Entonces para ella, quizás, denunciarlo sí sea tarde.

¿Qué le aplaudo a Morales? Que abra el debate. ¿Qué sería muy bueno que pasara? Que se abriera en chorro denuncias de mujeres. Respeto mucho la posición de la periodista, de callar y de pedir respeto por quien no quieren abrir la denuncia. Pero no estoy de acuerdo, si seguimos sin denunciar a nuestros agresores, esto no va a cambiar y, ¿cuál va a ser el mundo que le vamos a dejar a nuestras hijas? Para que esta iniciativa funcione, hay que denunciar.

Aquí no vale el “Estoy contigo” ni el “Te apoyo”. A todos los abusadores les dejo un mensaje: somos más, puede que nos demoremos en unirnos, pero créanme, un día lo vamos a hacer. Así que al que vemos y oímos todos los días le recuerdo que a todo marrano, le llega su noche buena.

(Visited 216 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Experta sobadora de corazones descuajados. Exorcista de tusas, lágrimas y exnovios. Gurú del rompimiento. Podré no saber de cosas, pero sé de mal de amores.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La vagina habla. Tiene un lenguaje gesticular que la caracteriza. Se cierra(...)

2

¿Has soñado con ese hombre especial? ¿Has deseado que te rueguen? ¿por(...)

3

Las manos pueden ser una de las herramientas más útiles en el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar