Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Recuerdo a mi padre decirme o insinuarme con imposición que podría tener novio a los veinte años. Tenía trece cuando lo expresó. Lo vi con desprecio y lo odié. Me lo decía justo cuando empezaba a sentir mariposas en el estómago al ver a un adolescente.

Él olió y vio en mí lo que le sucedió en su juventud. Sintió que empezaría a desear a alguien. Que caminaría por la cuerda frágil que nos imponen las primeras experiencias del amor. Con las caídas incluidas sobre el pavimento; no como en los circos en los que se predicen con un suave colchón que amortigua el dolor.

Desconocía la realidad sobre el amor en ese entonces. Pero mi padre sabía lo que viviría y no fue claro con ello. Con mi necedad y comenzando la adolescencia, creo que si lo hubiera hecho de igual forma no le habría hecho caso y seguiría perdidamente enamorada de ese chico que vi en un club. Un guapo adolescente de 16 años que quería conocer y besar con locura. Hormonas alborotadas por la edad. Ustedes entienden.

Fue mi primer novio. Por fortuna fue una maravillosa experiencia: mi primer beso, los regalos tiernos, las llamadas y visitas inesperadas, el te amo, y el adiós. Todo eso aún vive en mí y me ha hecho pensar últimamente, pasados veinte años, sobre qué tanto sabemos del amor de pareja.

Con el paso de los años y más experiencias de amor y desamor vividas aprendí fórmulas para evitar el sufrimiento que provoca querer a alguien. Hice un manual mental de aquellas cosas que evitaría realizar para vivir relaciones dolorosas a cambio de tener noviazgos plenos y completamente felices.

Co el paso de los años me volví más exigente y perdí la capacidad de enamorarme con facilidad. Parece que maduré y el amor con sus ideales se volvió un sueño difícil de alcanzar porque además aprendí a disfrutar estar sola antes de tener una compañía que no genera construcción.

He aprendido a avanzar con calma, a no ilusionarme, a esperar con plenitud que es importante conocer a quien te atrae, a saber que mi cuerpo se merece que se lo tire un tipo especial.

La sencillez, los detalles simples, el andar cogidos de la mano y la presencia constante hicieron que conociera mucho o poco del amor verdadero. Diferente a acribillamos al creer que una relación siempre debe ser nefasta. Por el contrario, pese a que hay crisis y dificultades en cada una de ellas, solo cuando se arriesga a la par, cuando ambos están en la misma sintonía, se puede construir para sentir, a cualquier edad, mariposas en el estómago y un pulso rápido del corazón, como cuando fuimos adolescentes

(Visited 624 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy Sully Santos. Mujer santandereana, con una alta carga de testosterona, porque no solo los hombres la tienen. Rondaré Aló.com como bloguera para compartir con ustedes desde las supuestas banalidades sexuales que se han creado hasta los más sinceros consejos para tratar de comprender, qué carajos nos pasa a los hombres y mujeres cuando se trata de asuntos del corazón y la piel. En fin, estoy dispuesta a escuchar historias y a compartir unas cuantas de las que se habla en un café o un almuerzo, al mejor estilo de Sex and the City. Dedico gran parte de mi tiempo al periodismo como comunicadora social-periodista. En eso llevo 10 años.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Sexo & Amor

    Masturbación femenina

    La masturbación femenina es tocarse la vagina para hallar placer y llegar al orgasmo. Es una de las acciones que(...)

  • Sexo & Amor

    Cuca depilada

    Nunca me había depilado por completo la vagina con cera. Había llegado hasta el bikini, como llaman en las peluquerías(...)

  • Sexo & Amor

    Caricias que erectan penes

    Los hombres son visuales: Si ven a su pareja desnuda o en lencería su pene se puede erectar. Si ven a quien no necesariamente(...)

  • Sexo & Amor

    Ex innombrables

    María* es una joven que recientemente estableció un noviazgo formal. Ella está enamorada de su pareja con quien lleva menos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si hay algo a lo que le tememos las mujeres en algún(...)

2

Quizás para algunos, las diferencias entre los computadores de escritorio y los(...)

3

  Los deportes en Colombia, son considerados en gran escala, como un(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Primero un comentario sobre la descripcion que presenta a la persona que escribe el blog, los humanos (todos), tienen en su sangre pircentajes de testoterona, es como decir yo tengo un par de ojos por que no solo los hombres los tienen.
    Segundo, el amor en esta sociedad se acaba a los 35, de alli en adelante como usted descubrio es mejir estar solo, ademas ya no son esos chicos jovenes guapos del club, son hombres barrigones, con hijos, con problemas con otras mujeres, con casi 40 que en Colombia son considerados viejos y fuera del mercado. En suma el amor es para los jovenes, por que las mujeres de su edad y mas edad ya son muy dificiles al trato, llenas de resentimientos de las malas experiencias y al igual que los hombres, el atractivo fisico se pierde con la edad. ! las mariposas mueren cuando la juventud se va !, tengo amigas que ya a los 40, ni las miran, ni las molestan, les toca mirar a hombres de 55 o 60, e increiblemente a esas edades, la tara que tienen con la diferencia de edades desaparece.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar