Cerrar Menú
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En el día a día de mi trabajo como Coach he podido observar que hay personas que de manera inconsciente no se creen merecedoras del amor de una pareja y sin saberlo terminan cumpliendo con el mismo patrón de relaciones que han tenido durante su vida.

Es como si, guardarán una creencia a la que han sido fieles durante años, pero de la cual no pueden soltar.   Por derecho divino nacemos con el derecho, valga la redundancia de atraer a nuestra vida esa alma compañera.  Sin embargo, esa persona se atrae de acuerdo a los paradigmas o creencias, la percepción que tienes sobre sí mismo, la autoestima, el autoconcepto, los hábitos debería ser natural dar y recibir amor de una manera sana y beneficiosa para ambas partes.  Es clave mencionar que muchas de esas heridas emocionales de no merecimiento se han heredado de generación en generación.  Se heredan de padres a hijos, por eso algunas personas no comprenden porque repiten ciertos patrones o situaciones en sus relaciones de pareja.   Es por ello, que se hace primordial antes de seguir con cualquier relación hacer un alto y revisarte.  Iniciar un proceso de coaching para evaluarte, conocerte y sanar las heridas emocionales que vienen contigo y que se manifiestan en tus relaciones de pareja e incluso en las relaciones interpersonales.

 

Estas creencias pueden estar arraigadas y no darte cuenta de ello, además tienes un autoconcepto de ti mismo, donde primero no te conoces o ni siquiera te has pregunta ¿quién soy yo?.   Por eso algunos generan apegos obsesivos descuidando su mundo interior, su Ser y su valor como un ser humano, que por el solo hecho de existir lleva impregnado el sello de dignidad. Para amar a alguien y entregar el corazón, primero debes amarte a ti mismo. El aforismo griego “Conócete a ti mismo” inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos.

 

Muchas personas desean amor, pero no quieren poner de su parte, muchos seres humanos, quieren ver a Dios, pero no quieren morirse, eso mismo sucede en las relaciones de pareja, la gente dice querer, pero luego no hace lo máximo para construir una relación saludable.  Esto no significa que te arrastres en tu amor propio, que te excedas en el dar, pues todo tiene un equilibrio.   A lo que me refiero es a propiciar el compromiso, la honestidad, la buena comunicación, el respeto, la armonía y el equilibrio entre otros aspectos fundamentales en la construcción de una relación de pareja. Algunos buscan relaciones cortas, sin compromiso, y sin darse cuenta que están generando profundos vacíos emocionales que no se podrán llenar saltando de pareja en pareja, o en affaire sexuales que no te llevarán por la senda de la construcción contigo mismo, ni con los demás.

 

El merecimiento inicia cuando te descubras a ti mismo, cuando tomes la iniciativa de iniciar tu viaje personal, conozcas tus sombras y tu luz, estés dispuesto a ir hacia lo profundo de tu ser para autocuidarte, sanarte de las heridas emocionales que has heredado de generación en generación y de las quizás no eres consciente.

Pregunta del Coach: giovannafuentes@yahoo.com

¿En qué momento de tu vida te has sentido no merecedor del amor?

¿Has observado qué clase de relaciones atraes a tu vida?

¿Qué te gustaría conocer de ti mismo para encontrar el verdadero amor?

(Visited 20 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Comunicadora Social Periodista Universidad de la Sabana, con trayectoria en medios de comunicaicón como redactora, periodista especializada en economía y negocios por más de 20 años. Consultora de Comunicaciones y Relaciones Públicas. Ex editora corresponsal de economía del Diario El País, de Cali, diario el Nuevo Siglo, diario Portafolio entre otros medios de comunicación. Ganadora de premio Bolsa de Valores Colombia, nominada a premio de periodismo económico de ANIF, categoría Mejor Entrevista, escritora, conferencista, Coach profesional certificada empresarial y de equipos. Ex miembro de la International Coach Federation, como asesora de la Junta Directiva, con posgrado en Bioneuroemoción de la Escuela de Enric Corbera Institute y Universidad Torreón México.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si hay algo a lo que le tememos las mujeres en algún(...)

2

Quizás para algunos, las diferencias entre los computadores de escritorio y los(...)

3

La vagina habla. Tiene un lenguaje gesticular que la caracteriza. Se cierra(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar